• No hay productos en el carrito.
La-historia-de-las-plantas-de-Ficus-Lyrata.jpg

¡Como todos los organismos, los higos de hoja de violín pueden enfermarse! A pesar de su cuidadosa y constante rutina de cuidado, es posible que se encuentre con una o más de estas enfermedades y afecciones comunes de la Ficus Lyrata en algún momento. ¡Es importante reconocerlos y saber tratarlos!

Algunas de estas enfermedades son más comunes que otras, por lo que comenzaremos primero con las más comunes y continuaremos hasta llegar a las menos comunes.

Contenido del Post

Enfermedades comunes de la Ficus Lyrata

#1: Edema

Si bien esto técnicamente no es una enfermedad, es una condición que preocupa a muchos propietarios de higueras de hoja de violín.

El edema ocurre cuando una Ficus Lyrata se riega ligeramente en exceso o recibe un riego muy inconsistente. Esto puede hacer que las células de las hojas revienten, lo que aparece como pequeños puntos rojos o marrones en todo el nuevo crecimiento.

Si bien los casos leves de edema son inofensivos, los casos graves pueden indicar un problema importante con su rutina de riego. Si todas sus hojas nuevas están cubiertas de pequeños puntos rojos que persisten a medida que crecen, es hora de aumentar el riego.

Nota: Los ácaros araña también pueden causar puntos rojos similares, por lo que también vale la pena inspeccionar su planta en busca de estas plagas.

Cómo tratar:

La mejor manera de regar su violín correctamente es aprender a seguir las señales de su planta para saber cuándo necesita un trago.

Recomiendo encarecidamente usar un medidor de humedad para que pueda medir lo que está sucediendo en el cepellón. Muchas personas confían en la prueba del dedo para sentir si las pocas pulgadas superiores del suelo están secas, pero dependiendo de la aireación de su suelo, ¡la parte superior del suelo puede estar totalmente seca mientras que el cepellón aún está empapado!

Aquí se explica cómo usar un medidor de humedad para regar su violín de manera más consistente.

También hay muchos factores que pueden afectar las necesidades de riego de una Ficus Lyrata, así que asegúrese de familiarizarse con ellos para poder brindar la mejor atención posible.

#2: Pudrición de la raíz

La pudrición de la raíz es una infección fúngica en las raíces de una planta que a menudo ocurre cuando el suelo está demasiado húmedo durante demasiado tiempo, lo que permite que crezcan los hongos.

Cuando su Ficus Lyrata tiene pudrición de la raíz, notará que aparecen manchas de color marrón oscuro o negro en las hojas inferiores primero y que suben por el árbol. También puede notar venas doradas o ennegrecidas en las hojas inferiores, tallos blandos y un olor funky proveniente del suelo.

Si saca el árbol de la maceta, también puede notar raíces negras y blandas que han comenzado a pudrirse.

Cómo tratar:

Si nota estos síntomas, es importante que actúe de inmediato.

Si los síntomas son leves y solo ve una o dos manchas y no hay olor, es posible que pueda quitar las hojas dañadas, aliviar el agua, darle más luz a su árbol y usar nuestro Suplemento de Raíz para prevenir más infecciones. y ayudar a las raíces a sanar.

Si los síntomas son más graves y las manchas se están extendiendo, es hora de trasplantar el árbol.

Retire con cuidado el violín de la maceta y retire la mayor cantidad posible de tierra vieja del cepellón. ¡Asegúrate de recortar las raíces podridas!

Replanta el árbol en tierra fresca de drenaje rápido y en una maceta limpia con orificios de drenaje. Coloque el árbol en un lugar donde reciba mucha luz solar directa e indirecta (esto ayudará al árbol a sanar y evitará que la raíz se pudra). También es posible que desee eliminar las hojas afectadas, pero no tome más del 10% de las hojas en una semana determinada.

Dale al árbol un poco menos de agua de lo normal y deja de fertilizar durante aproximadamente un mes después de trasplantarlo. Recomiendo usar nuestro suplemento para raíces para ayudar a que las raíces se recuperen y evitar que la infección regrese.

#3: Infección bacteriana

Afortunadamente, esta enfermedad no es muy común, pero puede acabar con tu planta rápidamente si no la tratas de inmediato.

La infección bacteriana puede ser difícil de diferenciar de la pudrición de la raíz. Mientras que la pudrición de la raíz generalmente aparece como manchas de color marrón oscuro en las hojas inferiores, la infección bacteriana aparece en todo el árbol y se manifiesta en manchas de color marrón medio (a veces más de una en una sola hoja), a menudo rodeadas de un ligero color amarillento.

Las causas y el tratamiento de la infección bacteriana son los mismos que para la pudrición de la raíz, por lo que está bien si no puede notar la diferencia.

Cómo tratar:

Si nota muchas manchas marrones en su árbol, retire con cuidado esas hojas con las manos y herramientas limpias, y vuelva a plantar el árbol en tierra fresca y una maceta limpia con drenaje.

Proporcione mucha luz y dele a su árbol un poco menos de agua de lo habitual, y use nuestro Suplemento para raíces para ayudar a que su árbol se recupere.

# 4: moho polvoriento

Esta es una enfermedad fúngica causada por la mala circulación de aire entre las hojas. Si su árbol se ve afectado, notará manchas blancas o grises como la tiza en los tallos y las hojas que se desprenden cuando las frota.

El moho polvoriento puede hacer que su violín sea más vulnerable a los insectos y eventualmente matar su árbol. También puede propagarse a otras plantas de interior, ¡así que asegúrate de actuar rápido!

Cómo tratar:

Lo primero que debe hacer es aislar su violín para que el hongo no se propague a otras plantas.

Dado que esta enfermedad es causada por el aire estancado y las condiciones húmedas y oscuras que permiten el crecimiento de hongos, desea crear lo contrario. Para aumentar el flujo de aire entre las hojas, abre algunas ventanas o puertas y enciende un ventilador para crear movimiento de aire en la habitación (pero no lo apuntes directamente a tu violín).

Si solo ve manchas en algunas hojas, use tijeras afiladas y limpias para quitar esas hojas. Asegúrese de limpiar las tijeras entre cortes y no toque ninguna de las hojas sanas, ya que podría propagar el hongo.

El siguiente paso es proteger las hojas restantes. Use nuestro Leaf Armor para tratar las hojas, o mezcle 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua y rocíe generosamente ambos lados de las hojas.

Evite rociar su árbol por ahora y asegúrese de proporcionar mucha luz solar indirecta brillante para desalentar el crecimiento de hongos.

La prevención es siempre lo mejor

Probablemente no hace falta decirlo, pero no podemos exagerar el poder de una rutina de cuidado constante para los higos de hoja de violín. Mucha luz solar brillante e indirecta, riego constante (y apropiado), humedad adecuada, drenaje y el fertilizante correcto contribuirán MUCHO a mantener su árbol saludable.

Consulte estos recursos para cuidar de la mejor manera posible su Ficus Lyrata:

El libro experto en higueras de hoja de violín

Seminario web GRATUITO sobre el cuidado de la higuera Fiddle Leaf

Grupo de Facebook del Centro de Recursos de Fiddle Leaf Fig