• No hay productos en el carrito.
Compre-Variegataes-en-linea-ahora-por-solo-1299.jpg

¿Alguna vez has visto cosas blancas, polvorientas y esponjosas creciendo en tus hojas de higuera?

Su mente puede saltar inmediatamente al moho porque se parece mucho al moho esponjoso que puede tener el pan o la fruta que se deja afuera demasiado tiempo.

Pero en realidad podría estar mirando mildiu polvoriento.

Crédito de la imagen: Fiddle Leaf Fig Plant Resource Group

El mildiú polvoroso es una enfermedad fúngica que puede afectar a ciertas plantas de interior y exterior, incluidos los higos de hoja de violín. A menudo es causado por una circulación de aire deficiente debido al hacinamiento o simplemente a la falta de movimiento de aire en el ambiente.

El mildiú polvoroso es fácil de reconocer.

Comienza como pequeñas manchas blancas o grises como la tiza en las hojas de la Ficus Lyrata que crecen y se vuelven más esponjosas con el tiempo. Se desprende fácilmente cuando lo frotas con el dedo (¡no te vuelvas loco con esto, porque no quieres que esas esporas se propaguen!).

El problema con el mildiú polvoroso es que, además de ser poco atractivo, puede debilitar la Ficus Lyrata y hacerla más vulnerable a las plagas, otras enfermedades y, finalmente, ¡matar el árbol! También se puede propagar fácilmente a otras plantas de interior susceptibles, por lo que es importante cortarlo de raíz tan pronto como note un problema.

Contenido del Post

Cómo prevenir el moho polvoriento

El moho polvoriento prospera en condiciones estancadas y de poca luz a unos 70 grados Fahrenheit, por lo que tiene sentido que esto sea un riesgo para las plantas de interior. Estos son nuestros mejores consejos para mantener a raya el oídio.

#1: Airflow es tu mejor amigo.

La mejor manera de prevenir esta enfermedad es mantener el flujo de aire alrededor de las plantas. No sobrecargue sus plantas, ¡aunque el aspecto de la jungla súper exuberante es muy divertido! Deje algunas puertas abiertas en su casa si es posible, abra una ventana cuando la temperatura sea moderada e intente encender un ventilador (pero no apunte directamente a su higo hoja de violín; ¡odian las corrientes de aire!).

#2: Luz.

El moho polvoriento tiende a aparecer en condiciones de poca luz, así que asegúrese de que su Ficus Lyrata reciba mucha luz brillante pero indirecta de una ventana o cultive luces como estas. ¡Esto también mantendrá su árbol verde y promoverá el crecimiento!

#3: Pode las áreas superpobladas.

Es importante crear un flujo de aire tanto alrededor como dentro de la planta, así que asegúrate de podarla si las hojas comienzan a amontonarse. Asegúrate de usar unas tijeras de podar muy limpias y afiladas como estas para evitar aplastar los tallos o propagar hongos o enfermedades de una planta a otra. Pruebe estos consejos para podar su Ficus Lyrata.

#4: Evite la nebulización.

Las hojas mojadas son más susceptibles al oídio (y la nebulización puede propagar las esporas), así que opte por un humidificador si vive en un clima muy seco.

Cómo tratar el moho polvoriento

Así que te diste cuenta de que tu Ficus Lyrata tiene mildiú polvoroso. ¿Ahora que?

No mentiremos, ¡esta puede ser una condición difícil de tratar! ¡Pero la recuperación total es posible!

#1: Aislar la planta.

Esto evita la propagación del mildiú polvoroso a otras plantas y le da a la planta enferma más espacio para respirar.

#2: Aumente el flujo de aire.

El flujo de aire es la clave para prevenir y tratar el oídio. Encienda un ventilador (pero no apunte hacia el árbol), abra algunas ventanas y puertas y asegúrese de que la planta tenga suficiente espacio.

#3: Elimina las áreas afectadas si es posible.

Si nota mildiu polvoriento en solo unas pocas hojas, puede eliminarlas con un par de tijeras de podar afiladas y limpias. (Nota: ¡Asegúrese de limpiar a fondo las tijeras después para no infectar otras plantas!) Al igual que con la poda regular, puede eliminar hasta el 10% de las hojas sin dañar su Ficus Lyrata.

#4: Trate con nuestra armadura de hoja de planta de interior.

Si no puede eliminar las hojas afectadas o si el hongo se propaga de todos modos, aplique nuestra Armadura de hoja de planta de interior a las hojas cada pocos días. Creamos este producto para tratar hongos, bacterias e insectos. Funciona como el aceite de neem pero sin el olor desagradable. Esto sofocará el hongo y protegerá las hojas de más infecciones.

#5: Pruebe el bicarbonato de sodio:

Otra opción es probar el bicarbonato de sodio. Mezcle una cucharadita en un litro de agua y rocíe generosamente ambos lados de las hojas (¡esta es la única excepción en la que se permite la nebulización!).

Qué NO hacer cuando su Ficus Lyrata está infectada:

No fertilices.

Este es un momento en el que no desea que el hongo ataque un nuevo crecimiento.

No rocíe las hojas ni deje que las hojas se mojen cuando riegue.

Las esporas pueden propagarse a otras hojas a medida que gotea el agua, así que deja de rociarlas en el momento en que notes mildiú polvoroso en tus plantas.

No se limite a limpiar el hongo.

Si bien el mildiú polvoroso se elimina fácilmente, ¡esto solo propaga las esporas y causa más problemas!

En este caso, la prevención es la clave para una planta saludable, pero aún puede rescatar su higuera de las garras del mildiu polvoriento si sus esfuerzos de prevención fallan. ¡Buena suerte!

Tome los elementos esenciales para su Ficus Lyrata:

Aprender más: