fbpx

GASTOS DE ENVÍO GRATIS EN TODA LA WEB

GASTOS DE ENVÍO GRATIS EN TODA LA WEB

    • No hay productos en el carrito.
transplantar_variegata-min

Para promover el crecimiento continuo y la salud de las raíces, es importante saber cómo y cuándo transplantar tus plantas. Las plantas de interior, normalmente, sobrepasarán su maceta y deberán ser transplantada al menos una vez en su vida.

¿Cómo sé si necesito transplantar?

Comprueba si las raíces sobresalen por la parte superior, o ves raíces creciendo a través de los agujeros de drenaje en el fondo de la maceta. Esta es una señal clara de que tu planta necesita más espacio.

Otro indicativo de que es hora de transplantar es si al regar tus plantas el agua corre a través de la maceta y sale por el orificio de drenaje. Si no es así, las raíces están ocupando demasiado espacio en la maceta actual y no hay suficiente espacio en la relación suelo / raíz.

Una vez que has determinado que tu planta necesita transplantarse, sigue esta sencilla guía paso a paso.

paso 1

Selecciona una maceta que sea aproximadamente 5cm más grande que la maceta actual. Si tu nueva maceta y la antigua tienen más de 5cm de diferencia, puede haber demasiada tierra para que las raíces la usen, lo que hará que la planta permanezca demasiado húmeda, lo que puede provocar problemas en la raíz.

paso 2

Llena la maceta nueva un tercio de su capacidad con sustrato nuevo para plantas de interior.

paso 3

Desliza suavemente la planta desde su maceta actual a la nueva. Es posible que tengas que agitar suavemente la planta para desprender las raíces. Con tijeras afiladas o tijeras de podar, corta las raíces muertas, blandas, descoloridas o excesivamente largas. Recuerda limpiar antes las tijeras con alcohol y entre cada corte.

paso 4

Coloca la planta en el centro de la nueva maceta, colocando la parte superior del antiguo sustrato unos 2,5cm por debajo de la parte superior de la maceta.

paso 5

Llena la maceta con tierra hasta 2,5-5cm por debajo de su parte superior, apretando alrededor de las raíces.

paso 6

Finalmente, riega la planta a fondo, hasta que el agua fluya libremente desde el fondo de la planta.

paso 7

Permite que la planta “descanse” para que toda el agua se drene de la maceta y luego colócala en su nuevo platillo, asegurándote de que no haya agua encharcada.

Consejito Variegata:

Es extremadamente importante que la nueva maceta tenga orificios en el fondo para que el exceso de agua drene en un platillo. Una planta en una maceta sin drenaje es mucho más susceptible a la descomposición o putrefacción de la raíz y al daño o la muerte por exceso de riego.

¿Necesitas más ayuda?

No importa cuál sea tu pregunta o qué tipo de planta tengas, estamos aquí para responder a tus preguntas y darte ánimo cuando lo necesites para que llegues a ser el mejor padre o madre de plantas que puedas ser. Queremos compartir nuestro amor y conocimiento sobre las plantas contigo.

¡Entonces hablemos de plantas!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntar ahora
¿Necesitas ayuda? Preguntanos!!
Hola 🙋
en que podemos ayudarte