GASTOS DE ENVÍO por 0€ a toda España | Recuerda 10% de descuento en toda la web con el cupón: BIENVENIDOS

    • No hay productos en el carrito.
plantas_sanas

Si eres una madre un poco hipocondriaca, y te encanta observar el crecimiento y desarrollo de tus plantas de interior, es posible que te asalten las dudas y que, aunque tus plantas no muestren síntomas de problemas graves, te preocupe que tus plantas no estén sanas o algo no ande bien y/o les falten algunos cuidados, no te preocupes, ¡te entendemos! Por ello, si alguna vez te has preguntado… ¿cómo puedo estar segura de que mis plantas están sanas? Aquí te dejamos, algunas señales importantes de que tu planta está prosperando, ya sabes, para calmar los nervios.

Tu planta está creciendo

¡El crecimiento es básicamente la mejor señal que puedes pedir! Sin embargo, aquí te podemos dar un buen consejo de nivel máximo de madre de plantas, que seguro te viene de perlas: ve girando y dando la vuelta a tus plantas de cuando en cuando, por ejemplo, una vez a la semana. Esto evita el crecimiento desigual y desequilibrado, ya que las plantas de interior, como bien sabes, crecen buscando la luz. Ah, y si tu planta no crece mucho durante el invierno, no sufras nada por ello, es totalmente normal y es debido a que tu planta, ha entrado en su fase inactiva. Durante esta fase ten en cuenta el riego, la humedad, la luz, y la temperatura.

Observa con atención sus hojas

Las hojas son la parte de la planta que vemos con mayor facilidad. Por eso, podemos observándolas y aprendiendo sobre la salud de nuestras plantas, si conocemos y reconocemos los signos que debemos buscar, podemos ver signos de estrés por deficiencia de nutrientes, demasiada o muy poca agua y daños por insectos.

La mayoría de las plantas muestran síntomas de estrés hídrico cuando están demasiado secas.

  • Hojas más pequeñas de lo normal que pueden estar marchitas, dobladas o deformadas, de un color gris verdoso opaco y volverse marrones de afuera hacia adentro y se caen, son signos de muy poca agua. Las hojas parecen quebradizas.

Pero las plantas a veces muestran síntomas similares cuando se riegan en exceso.

  • Hojas marchitas y amarillentas son un signo de riego excesivo (y también de deficiencia de nitrógeno). Tanto las hojas jóvenes como las viejas pueden caer de la planta. Las hojas parecen flácidas.Probar el suelo con un medidor de humedad puede ayudar a determinar el estado del agua en las raíces de la planta.

Sus raíces son resistentes

Sin duda, unas raíces sanas son signo indiscutible de una planta sana. Las raíces son difíciles de ver cuando una planta está en una maceta, pero puedes saber si la planta tiene buenas raíces de manera simple, por ejemplo, levantando la planta y observando el orificio de drenaje. Si ves raíces que crecen a través de los agujeros, es probable que la planta haya estado en esa maceta demasiado tiempo. Otra señal de que una planta tiene raíces fuertes son las raíces que crecen sobre el sustrato para macetas, cosa que no siempre es mala si la planta está sana porque demuestra que la planta está creciendo activamente, solo ten en cuenta, que tendrás que trasplantarla próximamente. En cuanto al color, cuando miras las raíces de tus plantas, deben ser de color claro o casi blancas, y resistentes. ¡Estos signos significan que las raíces de tu planta están saludables!

No hay plagas a la vista

En una planta de interior saludable, no habrá pequeños bichos colgando en la parte superior o inferior de las hojas de la planta. Ni aparecen manchas en las hojas.

Zonas descoloridas, senderos sinuosos o los agujeros en las hojas, suelen estar causados ​​por las larvas de polillas u otros insectos. Los agujeros en las hojas suelen ser indicadores de​​ insectos masticadores.

Antes de nada, nuestro consejos es que el uso de un pesticida para matar insectos solo debe hacerse como último recurso. La mayoría de los daños causados ​​por insectos no matan a la planta y acabar con ellos con un insecticida, puede ser agresivo para ella. Controla los daños, limpia bien con agua, usa un jabón potásico por ejemplo, poda las partes dañadas y espera a ver qué sucede.

Y, siempre ten en cuenta que, aunque lo normal es elegir una planta que te guste y responda a la personalidad de tu hogar, no debes olvidar tener muy en cuenta a la hora de elegir una nueva planta, las condiciones del entorno que tendrá que habitar. Disfruta al máximo de los cuidados de tus plantas de interior.

 

¿Quieres estar al día de todos los consejos sobre plantas y mucho más? Deja tu correo en nuestra newsletter–>

10% de descuento

En tu primera compra. 
Suscribete ahora

 
¡Descuento!
Acepto los términos de uso y la política de privacidad. 

 

Nuestras plantas de interior

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10% de descuento

En tu primera compra. 
Suscribete ahora

 
¡Descuento!
Acepto los términos de uso y la política de privacidad. 
close-link
Preguntar ahora
¿Necesitas ayuda? Preguntanos!!
Hola 🙋
en que podemos ayudarte