GASTOS DE ENVÍO GRATIS EN TODA LA WEB

    • No hay productos en el carrito.

Philodendron Scandens

18,00

Diámetro de la maceta: 13 cm
Altura aproximada: 40 cm

Hay existencias

Compartir:

El Philodendron Scandens es una planta de crecimiento rápido, fácil y enredadera. Sus elegantes hojas en forma de corazón son de color verde oscuro y brillante, pero a veces casi se ven transparentes. Originaria de África y las Islas Canarias, el Philodendron Scandens se puede cultivar también como planta colgante. Esta planta es perfecta sobre estanterías o en un colgador de plantas donde sus vides pueden ‘derramarse’.

El Philodendron Scandens es increíblemente agradecida y tolerará todo tipo de errores, pasando por alto desde la falta de luz, hasta el suelo pobre, pasando por un riego intermitente. Esta es una gran planta de interior ideal como regalo para cualquier persona que quiera disfrutar de la belleza natural de las plantas sin mucho mantenimiento.

Philodendron  Scandens

Es una planta originaria de África y las Islas Canarias que podemos mantener fácilmente en el interior sin que sufra daños, gracias a que no requiere de estrictos cuidados que no le puedas dar dentro del hogar. Sus hojas son hermosas y elegantes, en forma de corazón, de color verde oscuro y brillante pero en ocasiones suelen verse casi transparentes.

Se trata de una planta enredadera y colgante que luce perfectamente en cualquier espacio, la caída de sus hojas ofrece ese toque único y mágico que todos queremos tener en nuestro hogar. Además, aporta algunos beneficios para la salud que no se deben desaprovechar (purifica el aire).

Con esta planta tú decides como lucirla, puedes tenerla como planta colgante o si prefieres como planta trepadora, ambas opciones son buenas. Como planta colgante es muy decorativa; puedes ponerla en un mueble alto que le permita dejar caer sus tallos o en superficies con formas,  mientras que como planta trepadora debes dejarla en forma vertical, usar un tutor o un guía que le permita enredarse y listo, se verá igual de fantástica.

Dificultad

Philodendron  Scandens no necesita de grandes cuidados, es fuerte, resistente y puede soportar uno que otros errores de tu parte: sea riego alterno, suelo pobre o falta de luz. Por esa razón, además de su elegancia y belleza se considera una opción ideal para mantener en el interior.

No tienes que preocuparte por nada, mantener esta planta contigo no tiene ningún tipo de dificultad, solo necesita los cuidados básicos que requiere cualquier tipo de planta y si por alguna razón se te pasa o algo, sobrevivirá ¡Pero no dejes de estar atento!

Tamaño

Como planta de interior esta hermosa especie de philodendron generalmente no supera una altura de 1,8 m, nuestro producto tiene aproximadamente 40 cm, tú decides hasta donde dejarla crecer.

Este tipo de planta es de buen tamaño tanto por su altura como por las hojas, que además de ser hermosas no son muy reducidas, generalmente podrás ver unos 10 cm de largo en ellas, incluso serán más grandes si la dejas colgar o trepar en un tutor de musgo. Es ideal para el interior ya que puedes decidir su tamaño; solo tienes que cortar las puntas cuando quieras evitar que aparezcan más tallos y hojas, algo muy fácil.

Luz

Puede sobrevivir a lugares sombríos, pero si quieres una planta más fuerte y resistente debes colocarla en un lugar con mucha iluminación, tomando en cuenta que no la toque los rayos del sol de manera directa porque esto si la arruinaría por completo, quemaría sus hojas y daría pie a la caída de las mismas.

El sol directo de los meses más fríos no le causa daño a philodendron, ya que es cuando éste tiene menos fuerza. Ya para el resto de año si aparece un sol más fuerte y no puedes permitir que toque la planta de manera directa, al menos que la luz esté filtrada por una cortina u alguna otra cosa. También puede servirle el sol leve de la mañana y la tarde, no le haría ningún tipo daño, lo ideal es tener bien iluminada pero de manera indirecta.

Riego

Esta planta requiere de una humedad media-alta, por lo tanto necesita un riego moderado, es decir agua suficiente pero no en exceso. Para regarla de manera correcta dale agua hasta que veas botar por el drenaje de la maceta, de esta manera quedará totalmente húmeda sin encharcos  ni nada parecido.

Vas a saber cada cuanto tiempo regar mirando y tocando la tierra, se recomienda no hacerlo hasta que la tierra esté seca, no es que debas dejarla secar por completo, para nada, como te hemos menciona antes es importante complacer la planta manteniéndola siempre húmeda, riégala cuando veas que la tierra ya está por secarse.

Maceta

Una maceta de 13 cm como la que te mostramos es perfecta para ella, allí puedes mantener en excelente estado, sin ningún tipo de problemas ni complicaciones. Si en algún momento quieres o necesitas trasplantarla puedes hacerlo, siempre y cuando sea en épocas del año convenientes para la planta (más que todo primavera), para ello debes utilizar una maceta no tan grande, a diferencia de otras plantas las raíces de ella se encuentran mejor un poco apretadas.

Temperatura

La planta es originaria de climas cálidos, puede soportar el calor excesivo y sobrevivir perfectamente a temperaturas por encima de los 30 °C mientras que la riegues de manera moderada manteniendo siempre su humedad. También se adapta muy bien a temperaturas frescas siempre y cuando no sean en exceso, ellas detestan la temperaturas heladas (No soporta temperaturas inferiores a 15°C).

Consideramos que la temperatura perfecta para Philodendron  Scandens está por encima de los 18 °C, así podrá desarrollarse correctamente sin verse afectada de ninguna manera por el frio.

Abono

Usa abonos orgánicos, lo absorben de una mejor manera que los fertilizantes, además de que no dañan las raíces. Aplícalos desde primavera hasta otoño, en esta época la planta está en pleno crecimiento y si le ofreces nutrientes extras crecerá con más fuerza, vigor y vitalidad.

Usa de manera adecuada, es decir cómo te lo indica su fabricante, recuerda todos los abonos no son iguales y un exceso de ellos podría acabar con la planta.

Consejo

Pulveriza las hojas de philodendron para contribuir a su humedad y que se sienta fresca y relajada, hazlo 1 vez por semana y en tiempos calurosos de manera más frecuente, 1 vez al día será suficiente. Además de complacer, cuida también del aire viciado y humo de cigarrillo ¡No le agradan para nada!

Ten en cuenta siempre que el exceso de agua aún en tiempos de verano puede provocar que pierda hojas y causar también pudrición a la planta en general. El exceso de abono también le afectaría, si te decidieses por un fertilizante mineral aplica solamente cada 20 días en épocas de primavera o verano, lea sus indicaciones antes de agregar para evitar errores.

Si quieres multiplicar la planta, hazlo a partir de esquejes del tallo que posean alguna hoja axilar, en fechas de abril o cualquiera a finales de primavera o verano.

También es importante que de vez en cuando limpies sus hojas, ya que acumulan polvo y suciedad ¡Haz que se vean más reluciente! utiliza solo un poco de agua y jabón además de un paño de tela suave.